jueves, 25 de noviembre de 2010

Concurso

De niña a mujer con mis zapatos


Había una vez en un país muy muy lejano una niña que le encantaban los zapatos. Jugaba con los zapatos de su mamá, se los ponía y comenzaba a caminar acompañados por sus respectivos tropezones, las tallas de más no perdonan. Se imaginaba con ellos de mayor por la calle mientras todos miran fascinados por su gran elegancia y belleza, estaba claro que nadie tenía nada mejor que hacer. Los verdes bosque eran sus favoritos, pero los azules le gustaban cantidad y los rojos a más no poder.

Por ello, esa niña tenía unos zapatitos verdes que se lo ponía con su falda de vuelo del mismo color imaginándose ser una peonza, unos zapatitos azules que se los ponía con su vestidito celeste en los días especiales y unos taconcitos rojos que se ponía con su vestidito rojo para jugar a tomar el té con su mini vajilla de cerámica. Jugaba con tanta delicadeza que parecía una dama del XIX, jamás rompió una. Para esa niña sus taconcitos rojos de la talla 24 eran lo más, incluso se las ponía para ir al supermercado. Poco a poco la niña fue creciendo, los taconcitos se ajustaban cada vez más hasta que un día llegó lo inevitable y no se los pudo poner más. Comenzó a llorar, a querer ponérselos a la fuerza. Recordemos las escenas de las hermanastras de la Cenicienta intentando ponerse el zapatito de cristal y esa era la imagen dantesca del momento. Sin palabras.

La niña triste envolvió los taconcitos en papel de seda y los guardó en una cajita, esa cajita en el armario y su amor por ellos en el corazón, no le quedaba otra... Pasaron los años y de vez en cuando los sacaba, los miraba, los extrañaba… nunca más volvería a sentir lo mismo por otros zapatos, porque ellos eran sus taconcitos rojos y ¡con lacitos! eso no había que olvidarlo. Era darle al tacón un plus al tener lacitos.

Un buen día, cuando en muchacha se convirtió iba caminando por la calle, de repente se quedó parada, mirando a través de un cristal. No se lo podía creer… eran unos tacones rojos… como brillaban, ¡tenían corazoncitos! Eso supera a los lacitos… Sin pensarlo más, eso tacones fueron suyos. Los llevó a casa con mucha ilusión, los saco de la caja y se los puso para vérselos frente al espejo, ¡qué maravilla!, ¡cómo lucían! Pero de repente comenzó a mirar al armario a esa vieja caja cuidada con esmero, la culpabilidad comenzó asomar su lado más feo, pero sacó valor, una sonrisa y con gran melancolía dijo: Nunca te olvidaré, pero es que… ¡tiene corazoncitos!

Esta niña se ha convertido en adulta y mis taconcitos han salido de la caja para una sesión de fotos y los de corazoncitos se han animado también, se han convertido en amigas, ¡Quién lo iba a decir! Son las reinas del armario. ^_^

Izq. Taconcitos.               Dch corazoncitos



Mis tacitas en perfecto estado

Esta ha sido mi historia verídica para el concurso de http://www.zapatos.org/concurso/ 

Me lo he pasado muy bien haciéndola, la coincidencia de haber hablado ayer un poco de estos zapatos en mi página (está arriba en el menú si queréis leerlo). Espero que os haya gustado y si soy seleccionada espero que me votéis ^_^  Abajo os pongo las bases del concurso por si os animáis. besitooosss


La página zapatos.org organiza un juego en su sección “concurso” en el que darán tres premios: uno de 200€ y dos de 50€.

Lo único que tienes que hacer es hablar sobre el concurso en tu página web, escribir un artículo con una historia sobre tus zapatos preferidos y enlazarlo a la página de zapatos.org/concurso.

Una vez publicado el artículo en tu blog o página tan sólo debes dejar tu enlace aquí para que podamos revisar tu artículo y el comentario sobre el concurso.
Un equipo de redactores escogerá las diez historias más divertidas y se publicarán en nuestra página y después…

¡Después sois vosotros los que podéis votar! El artículo que reciba el mayor número de comentarios en zapatos.org/concurso, ganará el gran premio: ¡200 euros! Así como 50 euros para el segundo y tercer puesto.

Los ganadores recibirán el dinero de su premio a través de PayPal, Amazon o Fnac.

El 3 de diciembre de 2010 publicaremos las diez historias de los finalistas y ya podéis comenzar a comentar vuestra historia favorita.

DEFINICIÓN DE GANADORES
El ganador del concurso será el que más comentarios haya recibido en zapatos.org/concurso.

Los ganadores se anunciarán el 6 de diciembre a través de un nuevo artículo que se publicará en nuestra página.

¡No se aceptarán blogs ni páginas con contenido para adultos!

Bases del concurso

PREMIO:
1) Primer lugar: 200 euros
2) Segundo lugar 50 euros
3) Tercer lugar 50 euros

BASES PARA PARTICIPAR
1.Tener un blog o página escrita en español.

2. Escribir un artículo en tu blog o tu página que hable sobre tus zapatos preferidos. Una vez lo tengas publicado enlázalo a la página “concurso” de zapatos.org

3. Comentar el concurso en tu blog o página y colocar el siguiente enlace en tu blog o página para que más personas puedan participar y comentar tu historia en zapatos.org:

3 comentarios:

  1. Me ha llegado al corazón!! qué historia tan entrañable...no me puedo creer que aún conserves los zapatos!! son una reliquia! XDDD
    Y están como nuevos!! consérvalos para siempre. Yo sólo podría contar mi historia sobre mis odiados zapatos ortopédicos!!!
    Te voy a votar ya!
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. mucha suerte para el concurso! yo también tuve unos zapatos rojos que me encantaban!!

    ResponderEliminar