miércoles, 15 de junio de 2011

Beauty summer: Veet y mis historias depilatorias

Hola chic@s!! ^_^ Desde que ha comenzado la semana ando muy atareada y cuando me di cuenta que aun no era fin de semana me dio un soponcio. U_U Tendré que superarlo a base de post. 

Hace justo un mes os estaba dando las indicaciones de cómo prepararse la piel para la depilación. Si lo queréis leer os paso los enlaces:

Beauty summer: ¿y esos pelos? días previos
Beauty summer: ¿y esos pelos? preparación

Entre una cosa y otra no pude seguir con esas entradas. Como el calor está asomando de nuevo, creo que es el mejor momento para volver a ello. Y como a mi me encanta contar historias... pues os voy a relatar mis historias depilatorias. XD


Corría el año 93, por aquel entonces, con una madurez inmadura, sufrí la pubertad. Era la pechugona de la clase y me gustaba jugar a las Barbies. Cuando llegó el verano a mi tierna edad de 11 añitos, pasaba todo los días de verano jugando en la calle con los amigos.  Estaba de moda Bola de Dan y no parábamos de jugar al balón prisionero. Una de las veces que cogí el balón, fui a darle duro a una de mis amigas hasta que levanté el brazo. AHHHHHHH!!! Pero que es eso!!! Mis amigas me vieron el pelete de mis axilas y se acercaron como hermanas mayores (es más, todas eran mayores) a decirme que ya tocaba depilarme.  U_U Y yo que era más infantil que Pocoyo lo miré con detenimiento y dije: es pelo, si crece es que tiene que estar ahí. ¿No? - Pero nada, se lo enseñé a mi madre,le dije que eso causaba mucho alboroto y que había que solucionarlo. Mi primer sistema fue la crema depilatoria Veet. A mi me daba igual tener pelo y eso olía fatal. 

Ese recuerdo fue lo que me vino a la mente cuando el otro día abrí un paquete que contenía las dos nuevas cremas depilatorias Veet. XD Una que es sensible a los olores pestilentes...

Así que escéptica a más no poder, pensando que eso iba a ser otra muesca más en mi alma decidí armarme de valor y lanzarme de cabeza. (ON música de suspense) Me metí en el baño. Ataviada con unos shorts, pinza en el pelo y unos vellos de longitud media, me dispuse abrir el bote. Mi interior había una vocecilla que me decía: Noooo no lo hagass!!!.- Era mi niña interior, intentaba evitar el sufrimiento. Con algo de miedo abrí el bote... (OFF música de suspense) Madre míaaa!!  Veet ya no es lo que era, ha mejorado con creces. Tiene un aroma agradable, la peste de antaño ya no existe. Contenta de haber esquivado esa bala me puse a untar mis piernas como si de unas tostadas se tratase. En un periquete estaba lista y tan sólo tenía que esperar 5 minutos para retirar el producto.


Mientras tanto, abrí la segunda crema depilatoria, esta era de axilas e ingles de la gama Suprem Essence . Ya que estaba ahí aproveché el viaje. Abrí el bote y madre mía!! Pensaba que olía muy bien la crema depilatoria de pieles sensibles. Pero chicas: esta gama si que tiene un aroma buenísimo. La única crema depilatoria Veet que entrará en mi baño a partir de ahora será de la Gama Suprem Essence. Es de aceites esenciales y pétalos de rosas, imaginad que aroma. Tardé nada en aplicarlo,  además este producto solo hay que esperar tres minutos. 

Cuando llegó el momento comencé a retirarme el producto el orden en que me lo puse. Con la ayuda espátula de goma que viene en la caja se hace muy fácil. Poco a poco iba descubriendo su eficacia: mis piernas estaban perfectas y suaves, no podía parar de tocar las piernas. Con la crema depilatoria de axilas e ingles los resultados fueron mejores. Normalmente me paso la cuchilla en las axilas porque tengo cuatro vellos, pero la suavidad que obtuve con ellas me hizo mirar con recelo a la cuchilla. Este es un producto que me volveré a comprar, sobretodo por la suavidad que trata a esas zonas tan delicadas. Así me puedo olvidar de los granitos que me ocasiona la cuchilla y de las heriditas. Otra cosa que me gustó es que con la crema depilatoria duras varios días más suave que con la cuchilla.  Además tienen un buen precio y cunde, merece la pena tener bien cuidadas esas zonas tan delicadas

En mi adolescencia cambié la crema por la cuchilla, me parecía una fácil solución, pero mis piernas se estaban resintiendo. Me pasaba los tres meses de verano en la piscina, así que tenía que estar depilada ese tiempo. La cuchilla pasó a ser parte de mi rutina, también los vellos encarnados, granitos y heriditas, además pinchaba a la gente en el agua. Tenía que pasarme la cuchilla continuamente y eso estaba dejando la piel reseca. Así que me decidí por la cera. Yo más cobarde que un avestruz dije que la primera depilación a cera no lo haría yo misma. Fui a una esteticista y comenzó mi agonía. Era nueva en esto y había puesto una camilla en su casa para recibir a las clientas. Los tirones eran horribles, tardó una barbaridad y no había más camilla para agarrarme. Tarde un año en volver a intentarlo, pero en esta ocasión decidí que lo haría yo misma. Alrededor de mis 16 compré la cera tibia Veet, lo vi manejable y fácil de usar ya que se calienta en el microondas. Tirón tras tirón la cera iba cayendo al suelo, en el lavabo, por todos lados. Me dolió mucho menos que con esa sanguinaria, pero era muy torpe, no me manejaba bien con la cera tibia sin dejarlo todo perdido. Eso sí, las piernas me las dejaba perfectas. ^_^ La solución fue usar el formato rollon, dejé de hacer estropicios en el baño.
Ahora ha salido un tipo de cera que me ha entusiasmado, es en gel y es la gloria. Por lo pronto el packaging es muy cómodo, está dividido en dos zonas. En la parte de arriba tiene una tapita que te encuentras las bandas, las instrucciones y el aplicador. Para abrir la cera tienes que desenroscar ese compartimento. XD Sé que es muy raro explicado así, pero es muy curioso, me encanta!!!. Lo segundo que me fijé fue que el aplicador era de plástico. Con esto hemos ganado algo muy importante: limpieza. Con los de madera no podía limpiarlo a mitad de la depilación porque no se secaba para seguir sin estropear la cera (la cera es soluble al agua). Así que un 10 por el aplicador de plástico. Otra cosa que me gustó fue el olor del gel, era agradable y no me recordaba para nada el olor típico de cera. Además aguanta más tiempo manejable, con lo que no tienes que ir cada dos por tres al microondas.  Cuando terminé de depilarme no parecía que había pasado un pandelirero en Navidad y mis piernas estaban perfectas. 

En mi última etapa depilatoria me hice más fuerte y los vellos más débiles. Hay zonas que me han dejado de crecer. Por ello uso las bandas de cera fría. Para mí es lo más cómodo, las llevo siempre de viaje y cuando necesito quitarme algún pelillo pues ale, al instante tengo la solución. Al principio tenía problemas porque nunca atinaba donde agarrarlo y en varios tirones había perdido su eficacia al no colocar la banda en la misma dirección. Ese problema ha desaparecido. Las nuevas bandas de cera fría tiene una curva que hace fácil identificar por donde debes agarrar la banda, por si fuera poco te vienen con las instrucciones impresas paso a paso en la misma banda. Así nunca te equivocas al colocarlo. El mejor invento. ^_^


En definitiva estoy muy contenta con sus novedades.  Es un clásico de nuestros baños que ha sabido reinventarse. Siempre he comprado esta marca y supongo que nuestras futuras generaciones también la usarán ¿Por qué dejar una tradición?

Espero que os haya gustado y si encima os ha servido mi opinión mejor que mejor. ¡ah! recordad que quedan solos dos días para cerrar el sorteo de Martora. Daos prisaaa!! ^_^
Besitooooossss

18 comentarios:

  1. Los mejores resultados de una depilación se obtienen con cera, de eso no me cabe duda. Tengo que probar ese gel, tiene muy buena pinta!
    A propósito, me has recordado las épocas en las que jugaba con la barbie :)... aquellos viejos tiempos,jejeje...

    Voy a tu sorteo, yo también tengo uno en marcha por si te apetece participar.
    Besos guapa!!

    ResponderEliminar
  2. Me has recordado a mí, pero al contrario... mi madre no me dejaba depilarme y me obligaba a ir a la playa con las piernas, axilas e ingles llenas de pelo. La vergüenza que pasé hasta que por mis narices me depilé. Se lo echaré en cara toda la vida jajajaja qué mal...
    Hace mil que no uso crema depilatoria, uso cuchilla en piernas y axilar y cera en las ingles. Lo que más me gusta como deja es la cera :)

    Besos guapa!

    ResponderEliminar
  3. Yo soy de skilpeil, amtes usaba cera hara 6 años o asi, xo nose xq la piel se me hizo super sensible y me salian moratones! asiq naa la skil-pil esa q por cierto tengo q cambiarla ya x las nuevas estas q te exfolian y todo! Ayer justo me depile y tenia dos bandas q me regalaban en la glamour de la taky, buah como puse todo el baño, y no se quitaba eso con agua para nada! en cambio Veet es mejor en eso, q se retiraba con suavidad y yo empece tb con la crema depilatoria jejej

    muaks!

    ResponderEliminar
  4. Me he reído mucho con tu forma de contar tus aventuras con los pelillos, jajajaaj!
    Eres tremenda.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. como siempre unas crónicas estupendas :) me río tanto que mis compañeras de piso me miran raro xDDD yo creo que todas hemos pasado por las distintas fases de la depilación pero tú, como siempre, lo cuentas con más gracia^^ un besazo, ¡una semana!

    ResponderEliminar
  6. Qué divertido es leerte siempre!! Y tienes razón, afortunadamente las cremas depilatorias han mejorado mucho en perfume, yo soy mayor que tú y me acuerdo del pestucio que echaban jajaja!BESOS!

    ResponderEliminar
  7. Me he sentido muy identificada contigo cuando explicas aquella vez que levantaste el brazo y tus amigas salieron corriendo a decirte que te depilaras. En mi caso fue en la piscina y fue mi hermano quien me dijo..."Niña, depílate el sobaco que tienen más pelo que yo"...Menos mal que no había nadie cerca...
    Cada vez que he intentado depilarme con cera, he acabado desesperada y con la piel irritada. Yo no sirvo para ésto de la cera, sólo la uso para el bigotillo. Para lo demás, la silk-épil.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  8. Jajajaja es verdad!!! que mal olía la crema depilatoria veet de antaño, peste total. Me llama la atención la cera en gel, qué curioso :) habrá que probar las novedades si el pestaco se ha transformado en aromaterapia de la buena.
    Besosss

    ResponderEliminar
  9. jajajaj que recuerdos XD yo tambien empecé con veet pero fui tan tonta de pasarme a las cuchillas (tambien por necesidad, ya que estaba de viaje en el extranjero) sea como fuere, la cera es lo mas eficaz a largo plazo.
    Un besazooo

    ResponderEliminar
  10. a mi me encanta veet para la depilacion pero nunca habia visto la crema para las axilas e ingles....habra que probarla...

    ResponderEliminar
  11. Jajajaja lo has probado todo! y te ha pasado de todo! yo la verdad es que prefiero que me depilen aunque yo no voy a ninguna sanguinaria xDD voy al depila-T y me encanta! si algun día te sientes perezosa pasate por alli xDD

    Un besito!

    ResponderEliminar
  12. Eres genialllllll!!!
    que forma tan divertida de contar las cosas...me ha encantado..
    besos!
    Esther

    ResponderEliminar
  13. creo que todas hemnos tenido experiencias más o menos parecidas con las cremas por el olor que echaban cuando éramos pequeñas . menos mal que eso ha cambiado .. ahora estoy de sorteo de productos Veet, así que si quieres pásate

    Bsos!!

    ResponderEliminar
  14. me encanto como has contado esta historia de la depilacion!! muy divertida, y que muchas en mayor o menor medida hemos compartido!
    Bsos

    ResponderEliminar
  15. En cuanto a productos de depilación,Veet es mi marca favorita sin ninguna duda!!
    Por cierto,me gusta mucho el nuevo diseño del blog!

    Besos.

    ResponderEliminar
  16. que razon tienes menos mal que las cremas han evolucionado si no ufff,yo tambien me acuerdo del pestazo y era asquerosillo




    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Jajaj genial la entrada no hay mejor forma de darnos a conocer las novedades de veet ;) yo me he comprado la cera esta nueva rosilla y genial tengo que comentar sobre ella... cuando no se :)

    ResponderEliminar
  18. jejejeje, me ha encantado la entrada,es que tienes una forma de dar a conocer tus impresiones sobre los productos que no puedo evitar que me encante leerte.
    Mi historia con la depilación es muy parecida pero yo empecé con la eléctrica, bufffff casi me da algo, cuando mi madre terminó de hacerme una pierna quería dejar la otra con pelos,jejejeje.
    A mi me van genial las bandas de deliplús, estas de Veet no me acaban de convencer, supongo que depende del tipo de vello.
    Esta cera no la he probado, he probado otras pero lo más práctico son las bandas...
    Un besazo y por cierto aún no te has pronunciado sobre lo del sorteo de ANALIZANDO si no te interesa dimelo que no pasa nada, pero es que si el blog que yo nomino no quiere participar tengo que buscar otro o no puedo optar a los 50E.
    Si tienes alguna duda mándame un mail, RONURY@HOTMAIL.COM

    ResponderEliminar