jueves, 1 de septiembre de 2011

Aire de Sevilla: Baño Termal + Aromaterapia

Paseando por Sevilla vimos majestuosa la cateral, la Giralda tan bella como siempre nos señalaba un cielo que nos presagiaba unos días de tregua ante el calor. Nos colamos por una de sus calles estrechas y sombrías del barrio de Santa Cruz, una leve brisa acarició mi cabello en la calle Aire mientras contemplábamos la casa donde vivió Luis Cernuda en los años 1920. 


El remanso de paz proveniente de aquella calle contrastaba con nuestra ola interior, deseosos de tener una mañana espléndida... casi habíamos llegado a nuestro destino: Aire de Sevilla.


Nada más cruzar el umbral pudimos apreciar la perfección de sus construcciones y saborear el frescor del interior. Una hilera de velas en un estrecho pasillo nos acompañaba hasta su pequeña y coqueta recepción. Varias chicas nos atendieron amablemente y nos invitaron a pasar a su pario interior sevillano. Tras estar unos segundos sentados en sus cómodos sillones nos recogió nuestra guía, subimos por sus escaleras y nos encontramos con las maravillosas vistas del patio sevillano desde el piso superior. Por fin íbamos a pasar a través de la pequeña portezuela del fondo y vivir todo el embrujo de los baños árabes. 


Para disfrutar de los baños, solo tienes que llevar un traje de baño: las zapatillas y la toalla te lo proporcionan ellos. Dejamos nuestras pertenencias en el vestuario en unas taquillas digitales y salimos preparadas con nuestros bikinis para hacer nuestro circuito termal. 


El primer lugar donde paramos fue en los baños árabes, no hay nada mejor que poder disfrutar de esas maravillas históricas desde primera mano. Esta se encuentra en el sótano, con luces tenues a base de velas, música relajante,  agua salada y templada, podrías transportarte a otro siglo donde los baños eran un ritual. 


Uno de los mejores momentos fue cuando los cuatro (fotógrafo incluido) nos quedamos en silencio y comenzamos a flotar en el agua. Suave, sin distracciones, cada vez estábamos más sumidos en el relax y sintiendo el arte de las termas en nuestra piel. 

El siguiente lugar que visitamos fue una sauna de piedra. En esta ocasión no pudimos hacer fotografías por la cantidad de vapor que había. No se podía estar más de 5 minutos seguidos por motivos se salud, pero imaginad esto:

Una habitación con asientos de piedra de mármol a varias alturas y una fuente pequeña para poder refrescarte. Sentada en un lugar tan hermoso, rodeados de velas, con un embriagador aroma mentolado, iba notando como gotas de agua caliente iban cayendo sobre mi piel. Nada más explicarlo la calma vuelve a mi ser. 

Tras ese breve paso por la sauna decidimos ir a algo más contundente, la sala de los mil chorros: un jacuzzi con distintos tipos de chorros.  


Nada más bajar las escaleras podías encontrar unos chorros en el lateral izquierdos en distintas alturas. Esos chorros daban directamente a las piernas, mis muslos pudieron sentir la fuerza del agua mientras caminaba. Al siguiente chorro que me dirigí fue el del fondo a la izquierda, el agua estaba cruzada y se notaba una gran fuerza en la espalda. Los chorros de la derecha se encontraban en un banco, los sentías en la zona de los lumbares y gemelos, ese fue el que me quedé más tiempo. Mis piernas cansadas estaban poniéndose las pilas. Y por último era el más juguetón, eran muchos chorros en el trasero. XD Es una zona que no cuidamos mucho, también necesita mimos ¿no?

Tras masajearnos todo el cuerpo en la sala de los mil chorros nos dirigimos a las termas de tres temperaturas. Para llegar allí hay que pasar por una sala muy especial. Es un salón de descanso donde podemos recuperar la hidratación con una buena infusión de frutos rojos caliente o frío y si no eres de te pues puedes tomarte un vaso de agua bien fresquita en un ambiente de ensueño. Incluso puedes tumbarte y relajarte como una reina.


Tras refrescarnos un poco pasamos a los últimos baños, de tres temperaturas, algo que me sorprendió fue los techos, era de madera, conservaban los originales. En esta zona las aguas están divididas, la más grande es la templada de unos 36º, esta temperatura es la que te puedes quedar el tiempo que quieras y por ello es la más grande que hay. Luego pasé a la caliente de 40º y este es un baño más pequeño, te puedes sentar en el, pero mucho tiempo no puedes llevarte dentro. Tras el baño de agua caliente pasas al fío, de unos 16º, como habrán adivinado el de esta temperatura el aforo puede ser de dos personas ya que no hay mucho valiente. Lo interesante es ir alternando la fría y la caliente varias veces para mejorar la circulación sanguínea. La verdad es que en la fría no me atreví a meter la cabeza, hace un par de semanas tuve sinusitis y no me quise arriesgar a una recaída. 


El tiempo de hacer este circuito es de una hora y media, da tiempo de sobra a repetir varias veces. Ya con ese tiempo terminas muy relajada, pero si pasas mucho más tiempo te puedes quedar dormida del relax. XD Además en ese tiempo puedes pedir un masaje de 15 o 30 minutos en unas cabinas aparte que tienen ¡¡Es una gozada!!

Pero lo que Miss Murderer y yo nos hicimos fue un tratamiento que cuenta fuera del recorrido. Así 90 minutos de baños y luego tratamiento. Este año ha salido uno nuevo que es el Ritual de Argán y ahí estábamos nostras para probarlo. Dos chicas fueron en busca nuestra con un albornoz para llevarnos a la última planta. El ritual iba a comenzar. Pero eso os lo cuento mejor en el siguiente post. ^_^ 

Por ahora os dejo con las ganas de saber más, aunque también podéis visitar su web. Y para las que digan que les pilla un poco lejos esto, que sepáis que hay uno en Barcelona y otro en Almería.  Besoooooosssss


23 comentarios:

  1. Qué chulo!!! En Madrid tenemos los baños árabes, que son más o menos. Yo suelo ir bastante con mis amigas porque además también tienen un restaurante, entonces el plan es ideal.
    Un besazo guapísima

    ResponderEliminar
  2. ¡Merece la pena ir! Nunca había estado en unos baños árabes, pero después de la experiencia, ya estoy deseando ir de nuevo... :)

    ResponderEliminar
  3. uoh!
    Qué relax viendo las fotos, es la caña ese sitio, ojalá por aquí hubiera algun sitio que ofreciera esos servicios.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  4. Qué envidia caray jejejejeje, que maravilla de lugar, super para relajarse y consentirse!!!!!

    Un besito

    ResponderEliminar
  5. que pasada!!!! no hay nada como un sitio asi para relajarse un poquito, verdad?
    besos

    ResponderEliminar
  6. Que gozada, que relax... a mi me toca ir más lejos si quiero disfrutar de algo así ¬¬

    Un besote!

    ResponderEliminar
  7. Yo hace tiempo que no voy, a ver si me animo! por cierto salen muy mona en las fotos!!

    Besitos

    ResponderEliminar
  8. uyyyy que envidia me acabas de dar jjjaja,




    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Ay qué guay, qué pasada!! :__) en mi ciudad también tenemos unos baños árabes, pero duran mucho menos tiempo el recorrido y tienen menos cosas (creo, yo no he ido nunca xD pero mi madre sí).. Un besito!

    ResponderEliminar
  10. Cuando estuve en Sevilla fui a esos baños, aun recuerdo el olor... qué maravilla!
    Y tomarse el té, en calma, haciendo una paradita a mitad de "circuito".

    Menudo lujo!

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Qué relajante y estupendo, con lo bien que me vendría algo así...además me ha recordado a tu pregunta de ayer!! En la foto de la entrada a los baños estás guapísima!!

    ResponderEliminar
  12. Estuve hace un año y me encantó! Le regalé a mis padres una sesión por su aniversario, pero aún no han podido ir!

    Un beso!

    ResponderEliminar
  13. wooooo!!!

    Me das envidia de la mala!!!^^

    ResponderEliminar
  14. Qué bieeeeeeeen!!!!! Lo que daría por estar aunque sea media hora de relax!!

    Besos guapa

    ResponderEliminar
  15. la verdad que es super chulo, yo he estado un par de veces y me encanta, sales super relajada de alli, espero el post del tratamiento de argan, tuvo que ser espectacular :D un beso wapi

    ResponderEliminar
  16. Como ya te dije antes, sólo he estado allí para ir a la tetería, pero debe de ser una maravilla! mi suegra sí ha estado y ya me contó que era una gozada. Yo suelo ir al Termavita, que es muy pequeñín, pero muy apañao.
    Besotes guapa!

    ResponderEliminar
  17. Ains yo tengo muchas ganas de ir *.* que requeteenvidia. Un beso!!

    ResponderEliminar
  18. Buff Adoro los baños arabes de sevilla... He estado ya varias veces y cada vez me gustan más! Besitos

    Miriam M. M.
    http://JustForRealGirls.Blogspot.com

    ResponderEliminar
  19. Debe ser una experiencia super relajante :-)

    ResponderEliminar
  20. Joe que genial chicas que genial ;) ando aki actualizandome con vuestro blog q por determinadas causas ya sabeis que ando mas en off jj

    ResponderEliminar
  21. ains jodía!!! me estoy relajando nada más de leerte :) la verdad es que los precios están bien ya estoy pensando regalarle uno a mi chico por tu cumple^^ besitos preciosa

    ResponderEliminar