miércoles, 5 de octubre de 2011

Aire de Sevilla: Ritual de Argán

Anoche, tumbada en la cama, luz tenue, escuchando Carolina del recopilatorio de Nino Bravo e intentando mantener mi mente en blanco. A pesar de mis esfuerzos mi mente no podía apartar el pensamiento de lo difícil que es ser una mujer emprendedora e inquieta. Muchas veces piensas que si fuese más conformista no tendría tantos quebraderos de cabeza. Así que entre tantas idas y venidas me acordé de mi día de relax en Aires de Sevilla (U_U quiero volver...), si es que os prometí una segunda entrada en las que os contaba el Ritual de Argán que me hicieron y tanto amo, pero por motivos varios no he podido hacerlo. Antes de comenzar os haré una recomendación, poned vuestra habitación una ambientación tenue y pongáis música relajante. Comenzamos...

Tras realizar el circuito de baños termales y aromaterapia, llegó el momento de recibir nuestro "Ritual de Argán". Nos recogieron las masajistas con dos albornoces, nunca me habían puesto un albornoz y eso me hizo sentir mimada. A mi me pareció un punto muy importante, es el primer contacto que tienes con tu masajista y que tengan ese detalle hace que te relajes. Subimos en ascensor hasta la sala de tratamientos. Nos dirigimos hacia la última puerta y ahí nos encontramos con lo más grande... dos camillas de mármol caliente. No sabía el por qué de las piedras... pero vaya gustazo. Me acordé de esos días tumbada en una piedra calentita junto al río y mi mente se comenzó a relajar. En ese momento nos dieron a elegir entre un masaje craneal de 15 minutos o uno podal exfoliante. Estuve dudando a más no poder, Miss Murderer y yo queriamos el craneal. XD Podríamos haber elegido cada una uno diferente... pero nos pudieron los mimos. Si es que las masajistas eran tan cálidas que quería un poco de masaje en el pelo. 

Pues nada, masaje craneal para Miss Murderer y yo. XD Las dos tumbadas en la camilla, con una luz suave, alejadas del mundo y relajándonos cada vez más. Nos mojaron el cabello con agua templada y comenzaron a lavarnos el pelo. Si ya os gusta que os laven el pelo, imaginad que lo hagan mientras estás tumbada sobre una piedra calentita... ¡A mi que me lo hagan todos los días!


Tras unos masajes, mis preguntas iban disminuyendo intensidad ¿y que producto es? ¿y para que sirve? Estaba relajada, disfrutando del momento mientras nutrían mi cabello con argán. 

Cuando terminó, Davinia, mi masajista, mojó mis zapatillas en agua caliente y me las puso. ¡Otra gran sensación! Son detalles que hacen que un servicio estupendo y este es otro de ellos, porque el siguiente fue que me pusiera el albornoz de nuevo. XD 

Pasamos a otra sala de masajes, en esta ocasión era individual, con una música suave y en una camilla acolchada. Me quitó el albornoz, las zapatillas y me cubrió con una toalla. En esta ocasión la luz era mínima, estábamos casi a oscuras y comenzó a extender el aceite por mi cuerpo. Olía estupendamente y suavemente comenzó hacerme un masaje con pindas. Hasta ese día no conocía ni la palabra, supongo que habrá más de una como yo, así que lo explico. Las pindas son unos pequeños saquitos en los que le meten hiervas aromáticas. Entonces al estar tu cuerpo impregnado con aceite de argán y pasar las pindas por él, hace que las pindas suelten las propiedades beneficiosas de las hiervas. Beneficiosas o no, a mi que me lo vuelvan hacer que eso huele divino y relaja a más no poder. 


A medida que iba haciendo el masaje iba dejando las pindas en diferentes puntos estratégicos y lo cubría con la toalla. Hice solo varias preguntas más antes de quedarme sin fuerzas para poder hablar, una de ellas era si las personas que eran sensible si tenían algún aceite especial. Así es, usan aceite neutro si sufren de alergias y la última pregunta que hice fue que si más de un cliente se había quedado dormido con ese tratamiento. Pues si. XD Doy fe de ello, es tan relajante que casi me quedo en la camilla a dormir. 

Terminó y volvió a colocar las zapatillas tras mojarlas en agua caliente, ¡Qué gustazo! Quiero levantarme todos los días así. En fin, todo lo bueno tiene que acabar y nosotras ya habíamos hecho todo el recorrido. Os enseño la fotografía tras el tratamiento... si... parecemos recién levantadas. XD 

Nos duchamos y nos arreglamos, estábamos felices, pero mi cama me estaba llamando a gritos. Así que mi cuerpo me pide de nuevo volver y disfrutar de tanto relax. ¿No? 

www.airedesevilla.com


Espero que tengáis la oportunidad de disfrutar de tanto relax. Hoy intentaré hacer mi pequeño ritual e intentar viajar a mi pequeño mundo de relax al final del día. ^_^ Besosss y feliz miércoles!!!! 

19 comentarios:

  1. Creo que nunca te he comentado, pero hoy ha sido la entrada que más me ha encantado. Estoy pasando unos días de mucho estrés y con la descripción tan maravillosa que has hecho me has dejado relajada y más tranquila. Pero con unas ganas locas de ahorrar y poder disfrutar de ese masaje! Yo también vivo en Sevilla y cuando pueda darme un caprichín me voy a dejar de tanta tontería y me voy a querer un poquito, que me lo merezco :) En serio, gracias por la entrada de hoy. Espero empezar el trabajo con la sensación que me has dejado.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Buffff, a ver si nos relajamos, que yo estoy ya a tope. XD Esta tarde me relajo si o si. Besitooss

    ResponderEliminar
  3. Yo deseo hacer también mi pequeño ritual, pero me parece que tendré que esperar al fin de semana...

    ResponderEliminar
  4. Uff, que buena pinta, la pena que al poco de conseguir relajarse hay que volver a ponerse en marcha. Un beso!
    La moda y la belleza

    ResponderEliminar
  5. Me encantan este tipo de tratamientos, además creo que son absolutamente necesarios para relajarse como es debido de vez en cuando.
    Besos guapa!

    ResponderEliminar
  6. me has matado!!! que envidia!! con lo que necesito yo que me mimen de esta forma...

    ResponderEliminar
  7. Uf... qué faltita me hace a mí algo así...

    Un saludito!

    ResponderEliminar
  8. Que maravilla Rocco, bueno me encanta....menuda envidia ...
    besos

    ResponderEliminar
  9. Jamía, qué envidia de tratamiento, me he relajado hasta yo leyendo.

    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Que ganas tengo de algo así, lo necesito! jaja
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Que me laven el pelo no me gusta, la verdad, soy rarita pa eso xDDD aunque a la vez me encantaría disfrutar de la experiencia completa.

    Un besote!

    ResponderEliminar
  12. A mi que me toquen la cabeza me ENCANTA voy a la pelu motivadísima solo por eso jajaja!! Me encanta la última foto, es chulísima! BESOS!

    ResponderEliminar
  13. Pero qué recorrido hiciste tu??? Cuantas cosas no? Yo estoy frita por ir con mi chico que el pobre siempre me lo esta pidiendo :).

    ResponderEliminar
  14. Me ha entrado un sueñecito más rico y me he relajado tanto al leer tu entrada que creo que hoy me voy a tomar el caprichito de echarme una siestecita^^

    Yo también he ido varias veces a aires de Sevilla, pero he hecho el normal, el recorrido por las distintas piscinas, ya sólo así he acabado super relajada entonces haciendo el que tu has hecho me imagino lo relajada que acabarias^^.

    Me ha gustado mucho la entrada. Saludos

    ResponderEliminar
  15. Ay Dios mío... eso tiene que ser lo más parecido al paraíso!
    Conforme iba leyendo iba pensando en lo que tuviste que sentir y creo que hasta me he relajado.
    Quiero ir a ese sitio!! jejeje.

    Besitos guapa

    cmscomplements.blogspot.com

    ResponderEliminar
  16. Qué maravilla que tengas la oportunidad de disfrutar de algo así, yo moriría por poder hacerlo!!!!!

    Un besito

    ResponderEliminar
  17. Joer qué gustazo!! me estaba entrando un sueño tremendo solo de leer tu entrada e imaginarmelo XD qué gusto por dior... un besote!

    ResponderEliminar
  18. Siempre que voy a Granada reservo el Hammam, de echo mi PFC era unos baños arabes que acabaron en un intercambiador de transportes... en fin... XD Que qué envidia me das, envidia sanica!

    ResponderEliminar
  19. Vaya tela!!!!Tengo que ir a Sevilla y probarlo uhmmmm, aptrovecahre un viaje por alli, que no conozco tu tierra ya me vale,y voy de cabeza...

    ResponderEliminar